Catecismo de la Iglesia Católica | 2357 | La homosexualidad [4]

2357 La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o pedrominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy va­riadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico per­manece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10)

Origen psíquico

Siempre que me siento ante un plato de cigalas, me pregunto cuál será el origen psíquico de que me gusten las cigalas y no los berberechos. Como supongo que permanecerá en gran medida inexplicado, mando al fresco a los berberechos y me enfrasco con las cigalas. Eso sí, como la psicología no se asienta sobre la física y hasta la física es un terreno igualmente susceptible de sufrir sacudidas sísmicas…, no seré yo (aunque lo fui) quien sentencie en terrenos tan resbaladizos, y menos aún quien condene. 

[2ª Parte]

Rm 1, 24-27

24 Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos;
25 a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.
26 Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza;
27 igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío.

1 Co 6, 10

Viniendo al caso, me voy a permitir una pequeño corrección:

1 Co 6, 9-10

9 ¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales,
10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios.

1 Tm 1, 10

10 …Adúlteros, homosexuales, traficantes de seres humanos, mentirosos, perjuros y para todo lo que se opone a la sana doctrina, …

Digamos que en estos versículos…, Pablo se ha mojado el culo algo más que quien fuese en las precendentes citas bíblicas. [¿Pablo o la escuela paulina? Bah! Da igual]

Si pulsan sobre la fotografía ubicada a renglón seguido, podrán ilustrarse acerca de algunos casos de escándalos sexuales dentro de la Iglesia.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: