Archive for the ‘ Desnudo ’ Category

Los desterrados de Dios | [2ª Parte] | Cine [II]

Los Diez mandamientos en el Mormonismo

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en su Guía para el Estudio de las Escrituras, explica sobre los Diez Mandamientos. Estas enseñanzas están en concordancia con otras iglesias o fe de la cristiandad. La Iglesia en el artículo sobre los Diez Mandamientos reconoce que ha habido una diferencia de opiniones acerca de cómo los mandamientos fueron divididos en diez. Se explica, que la Iglesia católica siguiendo el ejemplo de san Agustín, une lo que los mormones conocen como el primero y segundo, y divide el último en dos.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días también explica que Jesús, citando Deuteronomio, 6: 4-5 y Levítico, 19: 18, ha resumido los Diez Mandamientos en dos grandes mandamientos: «Amarás al Señor» […] y «amarás a tu prójimo». (Véase Mateo, 22: 36-40).

Los Diez Mandamientos han sido reiterados en escrituras modernas, certificando su veracidad e importancia, al igual que la experiencia de Moisés en el monte Sinaí (véase Mosíah, 12: 32-27; 13: 5; Doctrina y convenios, 42: 18-29; 59: 5-13). Dios ha prometido bendiciones para las personas que guarden los Diez Mandamientos. (Véase Doctrina y convenios, 59: 16-19).

La Iglesia requiere seguir los mandamientos al igual que otras enseñanzas. Por ejemplo, el profeta José Smith enseñó que el pueblo también debía obedecer, honrar y sostener las leyes del país donde vivan (véase Artículo de fe n.º 12 … aparte de los Diez Mandamientos.

© Wikipedia

Un amigo* me dijo…, usó una expresión que yo nunca había oído antes: «¡Quién puede ponerle puertas al campo!» En su contexto venía que ni pintiparada; hoy tengo pereza, porque el contexto es mucho contexto. [Más contexto que el que pueda tener una vaca en Galicia].

*Ya saben lo que pienso de la palabra “amigo”: se agota en sí misma.

Catecismo de la Iglesia Católica | 2357 | La homosexualidad [8]

Andrógino, -a (del lat. androgŷnus, del gr. andrógynos)

 
1 adj. Biol. *Hermafrodita: se aplica al organismo animal o vegetal que reúne en un mismo individuo los dos *sexos.
 
2 Zool. Se aplica a algunas especies de animales inferiores en que, aunque cada individuo reúne en sí los dos sexos, necesita la concurrencia de otro para ser fecundado.
 
3 Bot. Monoico.
 
4 adj. y n. m. Se aplica a la persona cuyo aspecto físico no corresponde claramente a ninguno de los dos sexos.

El perfecto andrógino 

Cae por su peso: Dios no es hombre o mujer, sino hombre y mujer [por ser políticamente correcto…, viceversa], o sea, el perfecto andróginoco. Es este caso, el diccionario se queda corto…

Cuando digo que cae por su peso…, quiero decir que es de sentido común: de no ser así, hombre o mujer se saldrían del mapa; por ejemplo, si afirmásemos que Dios es hombre, ¿dónde coño quedaría la mujer?; si afirmásemos que Dios es mujer, ¿dónde pollas quedaría el hombre? ¿Fuera de juego, quizás? ¿Quizás fuera de la partida? [Disculpen el lenguaje tan chabacano, tan soez, pero me place usarlo para causar una sacudida en el lector].

Si dios es Dios, integrará ambos sexos, ¿o les parece lo contrario?

Y si el hombre (!) está hecho (¡manda huevos!) a imagen y semejanza de Dios, en su enigmática urdimbre es dual, hombre y mujer (o viceversa) a la vez. Políticamente correcto sería “o viceversa”, pero está claro que a mí lo políticamente correcto me la trae al pairo, o sea, sin cuidado.

…Si hubiese tenido en alguna ocasión a una mujer como “superior”, me hubiese encantado. Como superiores he tenido, al trabajo me remito, a un hombre, a un maricón, a un hombre y, finalmente, a un hombre. Quizás todo hubiese cambiado si el maricón no fuese un fraile reprimido, o sea, si no hubiese sido Rodolfo Víctor Pérez Velázquez (demando espera, perdón, demanda espero o demando demanda); un maricón no es el problema, sino dónde está el maricón, o sea, ¿corresponde o no al perfil psicológico de superior?

—Justin, ¿serías superior de una comunidad de frailes?

—Maxxie, ¿seriás superior de una comunidad de frailes? Más aún, ¿serías fraile?

Lo que me descoloca y aloca es la descontextualización, porque probado está que se les va la mano como a todo ser humano:

«El hombre debe cumplir su deber como marido y la mujer debe cumplirlo como esposa, de manera que cada uno satisfaga las necesidades del otro» (1 Cor 7, 3)

Y es que cuando las necesidades aprientan… constancia tengo de que no distinguen entre tirios y troyanos. De primera mano, constancia tengo.

Catecismo de la Iglesia Católica | 2357 | La homosexualidad [6] [Bis] [*]

El hombre debe cumplir su deber como marido y la mujer debe cumplirlo como esposa, de manera que cada uno satisfaga las necesidades del otro. La esposa ya no es dueña de su cuerpo, sino su esposo. No os neguéis a  la mutua donación de vosotros mismos, a no ser que, de común acuerdo, lo hagáis así durante un tiempo para dedicarlo a la oración. Pero luego reanudad vuestra normal relación marital, no vaya a ser que Satanás os tiente por vuestra falta de dominio (1 Cor 7, 3-5)

Concordancias. Temas bíblicos. Martin H. Manser. Ed. Verbo Divino. Pág. 139

El hombre debe cumplir su deber como marido y la mujer debe cumplirlo como esposa, de manera que cada uno satisfaga las necesidades del otro.

Curioso, ¿verdad? Hasta que localicé esta cita [S. Pablo], pensé que el ser humano no debía satisfacer sus necesidades cual necesidades. Y menos aún pensaba encontrarme: «Pero luego reanudad vuestra normal relación marital, no vaya a ser que Satanás os tiente por vuestra falta de dominio (1 Cor 7, 5)», interesante e intrigante, por cierto, «no vaya a ser que Satanás os tiente por vuestra falta de dominio (1 Cor 7, 5b)». Interesa (démosle con su misma medicina) y conviene que la relación marital satisfaga las ¡necesidades! de uno y de otra, de una y de otro. Obviar la necesidad…, ¡parecía que no la hubiese!; que la hubiese, ¡parecía pecaminoso!; que pareciese pecaminoso, obviaba el sentido común. [Ironía: “Y menos aún pensaba encontrar…”; ironía, pues sé dónde hallar la palabra precisa; ironía, porque ya conozco la ‘puerta de atrás’ de quienes inventaron el confesonario y lo ponen a su servicio]. Antes de escribir este Post, le decía a un amigo|hermano: «he aprendido a relativizar sus palabras que no podía sino sonreír durante la homilía de la boda de mi hermano y descojonarme con la parafernalia litúrgica que “se inventó” el cura.»

Que te suelten una filípica cuando eres Teólogo…, es peligroso. Tenemos una ventaja: sabemos de qué tela está hecho el paño… Si no sabes del tema…, te cazan, te divorcian mentalmente, te colapsan ideológicamente…, ¡y luego se quejan de que las iglesias estén vacías! Hay que ser gilipollas. Reproduzco el diálogo tomado de un Post anterior y que versa sobre la homosexualidad, entre Anwar, su padre y Maxxie:

—Maxxie: Hola
—Anwar: ¿Dónde estás tío?
—Maxxie: Estoy fuera. Hace un frío de cojones .
—Anwar: !Entra!
—Maxxie: Creo que no voy a entrar.
—Anwar: ¡Entra a la fiesta, tío! Tienes que ver esto.
—Maxxie: No, Anwar. Da igual, me voy, ¿vale?
—Anwar: ¡Maxxie! ¡Espera, que salgo! Por favor…
—Sr. … [El Padre de Anwar]: ¡¡Maxxie!!
—Maxxie: Hola Sr. …
—Sr. …: Llegas a tiempo para cenar.
—Anwar: Papá, Maxxie es gay.
—Sr. …: Hemos hecho… Mi mujer la ha preparado porque sabe que te gusta.
—Anwar: Papá, ¿me has oído?
—Sr. …: Y las especies son muy picantes pero están en su punto.
—Maxxie: Soy Gay, Sr. … Siempre lo he sido.
—Sr. …: Vivimos en un mundo lleno de miseria. Pero tengo a mi Dios. Me habla todos los días. Y hay cosas que no entiendo y las dejo como están. ¿Sabes? 
Incluso cuando pienso que están mal, porque sé que algún día Él me las explicará. Tengo confianza. Tengo fe. Y tengo suerte. ¿Verdad?
—Anwar: Sí, papá.
—Sr. …: Vamos Maxxie, la cena está lista.

Maxxie:

Durante años he estado preparando a chavales|jóvenes para su Confirmación; ahora ya no me quedan fuerzas para sostener el ideal de vivir en una comunidad donde se materialice el amor de Dios. En esa tarea volqué mi corazón, porque si no pones toda la carne en el asador…

Más tarde tuve la fortuna de dar clase a chavales de 14, 15, 16 años. En esa tarea también volqué mi corazón, porque si no das todo lo que tienes… En ambos casos, puedo decir que el amor fue mi rutina y, te puedo asegurar, que el amor no tiene nada de rutinario: en ocasiones sientes como el corazón cruje, se agrieta… y desprende lágrimas de sangre que se deslizan por el interior.

Maxxie:

¿Qué les puedo decir a estos chavales, a estos jóvenes, cuando sé feacientemente que religiosas y religiosos transgreden impunemente desde que se inventó el confesionario, lo que a los demás exigen? ¿Entenderían que las casas de formación son nidos de depravación moral y no son todos los que están pero sí que están todos los que son? ¿Entenderían que las casas de formación son un lupanar, un burdel donde se satisfacen los instintos sexuales y los desequilibrios afectivos? ¿Entenderían que quien acusa es el acusado? Los escándalos en la Iglesia son sonados…, pero me causa aún más desazón, indignación, rabia… pensar en los que aún están ocultos, tapados… ¡Porque haberlos los hay! ¡Los hay tapados! ¡Callan! ¡Ponen en entredicho! ¡Claman al Cielo! ¡Los hay! ¡Ocultos los hay! Ocultos…, aunque no tanto. No hablo por hablar, no. ¡Lo sé, negro sobre blanco, lo sé a ciencia cierta!

Y sobre todo, Maxxie: ¿Qué les puedo decir a quienes se sientan homosexuales, excluidos, humillados, temerosos…? ¿Qué les puedo decir acerca de su sufrimiento? ¿Les digo que la Iglesia les tratará con respeto, compasión y delicadeza? ¿Les digo que Dios le ama tal y como son? Les digo que esto último, ¿verdad?

—Chaval, ¡Dios te ama! Independientemente de lo que te digan, de lo que nuestro pensamiento occidental, de lo que escuches en tu iglesia… ¡Dios te ama! Aunque te den de lado, se rían de ti, tus padres no te entiendan ni hagan por hacerlo… ¡Dios te ama! Pero he aquí el problema: así como no se puede amar a Dios sino a través de mediaciones, el amor de Dios se manifiesta igualmente a través de mediaciones. ¡La hemos ciscado!

Maxxie, Maxxie…, querido Maxxie:

No sé si te interesará, porque cuando la presión te persigue, estallas o dejas de preocuparte suprimiendo de tu vida el desencadenante de la presión; anglicano, evangelista, católico…, desearía que supieses que nuestra Biblia es un conjunto de libros de ida y de vuelta: como Católico, sé que te la arrojarán cuando quieran condenarte; cuando les convenga a quienes inventaron el confesionario…, le harán una visita para lavar sus consciencias.

Maxxie:

Durante años he estado preparando a chavales|jóvenes para su Confirmación; ahora ya no me quedan fuerzas para sostener el ideal de vivir en una comunidad donde se materialice el amor de Dios. En esa tarea volqué mi corazón, porque si no pones toda la carne en el asador…

Más tarde tuve la fortuna de dar clase a chavales de 14, 15, 16 años. En esa tarea también volqué mi corazón, porque si no das todo lo que tienes… En ambos casos, puedo decir que el amor fue mi rutina y, te puedo asegurar, que el amor no tiene nada de rutinario: en ocasiones sientes como el corazón cruje, se agrieta… y desprende lágrimas de sangre que se deslizan por el interior.

Maxxie:

¿Qué les puedo decir a estos chavales, a estos jóvenes, cuando sé feacientemente que religiosas y religiosos transgreden impunemente desde que se inventó el confesionario, lo que a los demás exigen? ¿Entenderían que las casas de formación son nidos de depravación moral y no son todos los que están pero sí que están todos los que son? ¿Entenderían que las casas de formación son un lupanar, un burdel donde se satisfacen los instintos sexuales y los desequilibrios afectivos? ¿Entenderían que quien acusa es el acusado? Los escándalos en la Iglesia son sonados…, pero me causa aún más desazón, indignación, rabia… pensar en los que aún están ocultos, tapados… ¡Porque haberlos los hay! ¡Los hay tapados! ¡Callan! ¡Ponen en entredicho! ¡Claman al Cielo! ¡Los hay! ¡Ocultos los hay! Ocultos…, aunque no tanto. No hablo por hablar, no. ¡Lo sé, negro sobre blanco, lo sé a ciencia cierta!

Y sobre todo, Maxxie: ¿Qué les puedo decir a quienes se sientan homosexuales, excluidos, humillados, temerosos…? ¿Qué les puedo decir acerca de su sufrimiento? ¿Les digo que la Iglesia les tratará con respeto, compasión y delicadeza? ¿Les digo que Dios le ama tal y como son? Les digo que esto último, ¿verdad?

—Chaval, ¡Dios te ama! Independientemente de lo que te digan, de lo que nuestro pensamiento occidental, de lo que escuches en tu iglesia… ¡Dios te ama! Aunque te den de lado, se rían de ti, tus padres no te entiendan ni hagan por hacerlo… ¡Dios te ama! Pero he aquí el problema: así como no se puede amar a Dios sino a través de mediaciones, el amor de Dios se manifiesta igualmente a través de mediaciones. ¡La hemos ciscado!  

Maxxie, Maxxie…, querido Maxxie:

No sé si te interesará, porque cuando la presión te persigue, estallas o dejas de preocuparte suprimiendo de tu vida el desencadenante de la presión; anglicano, evangelista, católico…, desearía que supieses que nuestra Biblia es un conjunto de libros de ida y de vuelta: como Católico, sé que te la arrojarán cuando quieran condenarte; cuando les convenga a quienes inventaron el confesionario…, le harán una visita para lavar sus conciencias.

Catecismo de la Iglesia Católica | 2357 | La homosexualidad [6]

Querido Justin [desde ahora Randy]:

Muy a mi pesar, como católico colgado de un panel de corcho con alfileres, acogiéndome a “la sana doctrina” (1 Tm 1, 10b) que supongo que Jesucristo dejó cincelada en marmóreas tablas de Carrara, debo reprobar, es más, no puedes “recibir mi aprobación en ningún caso” (Catecismo I. C.  2357c).

Aunque el corazón me sugiera lo contrario y me caigas tiernamente simpático, “todo lo humano es nuestro” diría S. S. Juan XXIII, no por ello puedo albergarte en mi corazón,  excepción que debo hacer porque aunque S. Juan dijese “que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó  (1 Jn 3, 23)“, el Catecismo de la Iglesia católica me dice que te debo respeto, compasión y delicadeza (C. I. C. 2357b).

Querido Randy, no puedo sino respetarte (algo es algo), compadecerme de ti y tratarte con delicadeza. Lo siento, pero no puedo amarte. Aunque san Juan (?) dijese “Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor (1 Jn 4, 8)”, mi amor hacia ti ha de traducirse en respeto, compasión, delicadeza…

Desde ahora, te trataré como a una figura de Lladró; la compasión se transforá en lástima porque no entrarás en el Reino de los Cielos, aunque a mí me gustaría, pero no entrarás. Lástima. Aunque me siento tratado como un descerebrado al que han enviado de regreso a las cavernas…, mi credo me dice.

1 Samuel 16

22 Mandó Saúl a decir a Jesé: «Te ruego que tu hijo David se quede a mi servicio, porque ha hallado gracia a mis ojos.»

1 Samuel 17

42 Volvió los ojos el filisteo, y viendo a David, lo despreció, porque era un muchacho rubio y apuesto.

1 Samuel 18

1 En acabando de hablar David a Saúl, el alma de Jonatán se apegó al alma de David, y le amó Jonatán como a sí mismo.

2 Le retuvo Saúl aquel día y no le permitió regresar a casa de su padre.

3 Hizo Jonatán alianza con David, pues le amaba como a sí mismo.

4 Se quitó Jonatán el manto que llevaba y se lo dio a David, su vestido y también su espada, su arco y su cinturón.

[…]

27 Cuando se levantó David y partió con sus hombres. Mató a los filisteos doscientos hombres y trajo David sus prepucios que entregó cumplidamente al rey para ser yerno del rey. Saúl le dio a su hija Mikal por mujer.

Querido Maxxie (Mitch Hewer interpreta a Maxxie en la serie británica SKINS):

Me eres doblemente querido. Iniciaste este proceso de post delicados, escabrosos… ¿Recuerdas? [LINK]

Cuando trabajaba en el Hotel todas las noches de martes a sábado, tuve mucho tiempo para ver cantidad de películas. Mi colección de películas es muy simple: intriga, acción y… sobre todo, acción. Un tiro tras otro. Pero no hay tantas películas de acción que merezcan ser vistas.

Leer, ver películas de acción… todo suele cansar en demasía. Este Blog es mi cita diaria porque estoy cansado de la vida. Supongo que cierto día me cansaré de escribir. Lo abandonaré y quizás lo retome. Hoy no es ese “cierto día” porque quedan algunas tareas pendientes. 

I

Señor, me cansa la vida,
tengo la garganta ronca
de gritar sobre los mares,
la voz de la mar me asorda.
Señor, me cansa la vida
y el universo me ahoga.
Señor, me dejaste solo,
solo, con el mar a solas.

II

O tú y yo jugando estamos
al escondite, Señor,
o la voz con que te llamo
es tu voz.

III

Por todas partes te busco
sin encontrarte jamás,
y en todas partes te encuentro
sólo por irte a buscar.

 De A. Machado a Unamuno, 1913

Fueron muchas noches despierto en la Recepción del Hotel. Por mi portátil pasaron películas como Transmerica, Los juncos salvajes, Historias del Kronen, No se lo digas a nadie, El despertar de la inocencia, C.R.A.Z.Y., Tengo algo que deciros, Krampack, Tormenta de verano, Broken Sky, Harry and Max, FAQS, Latter days, Avril, etc., etc.

De las citadas, me hicieron pensar C.R.A.Z.Y., Krampack, Tormenta de verano, Broken Sky y, sobre todo, en relación con el tema que nos ocupa, Latter days

Maxxie, Maxxie, Maxxie… 

No recuerdo cómo conocí la serie SKINS, pero la he perseguido hasta conseguirla. Más adelante les comentaré por qué me ha llamado poderosamente la atención. 

Los textos en controversia

1 Samuel 19

1 Saúl dijo a su hijo Jonatán y a todos sus servidores que haría morir a David; pero Jonatán, hijo de Saúl, amaba mucho a David,

2 y avisó Jonatán a David diciéndole: «Mi padre Saúl te busca para matarte. Anda sobre aviso mañana por la mañana; retírate a un lugar oculto y escóndete.

3 Yo saldré y estaré junto a mi padre en el campo, donde tú estés, y hablaré por ti a mi padre; veré lo que hay y te avisaré.»

1 Samuel 20

1 Huyó David de las celdas de Ramá y se fue a decir a Jonatán: «¿Qué he hecho, cuál es mi falta y en qué he pecado contra tu padre para que busque mi muerte?»

2 Jonatán le dijo: «De ninguna manera, no morirás. Mi padre no hace ninguna cosa, grande o pequeña, sin descubrírmela; ¿por qué me había de ocultar mi padre este asunto? ¡No puede ser!»

3 Pero David volvió a jurar: «Sabe muy bien tu padre que me tienes mucho afecto y se ha dicho: “Que no lo sepa Jonatán para que no se apene.” Y, con todo, por Yahveh y por tu vida, que no hay más que un paso entre yo y la muerte.»

[…]

17 Juró de nuevo Jonatán a David por el amor que le tenía, pues le amaba como a sí mismo.

[…]

30 Se encendió la cólera de Saúl contra Jonatán y le dijo: «¡Hijo de una perdida! ¿Acaso no sé yo que prefieres al hijo de Jesé para vergüenza tuya y vergüenza de la desnudez de tu madre?

[…]

41 Se marchó el muchacho y David se levantó de junto a la loma y, cayendo sobre su rostro en tierra, se postró tres veces. Se abrazaron los dos y lloraron copiosamente.

42 Dijo Jonatán a David: Vete en paz, ya que nos hemos jurado en nombre de Yahveh: “Que Yahveh esté entre tú y yo, entre mi descendencia y la tuya para siempre.”»

[…]

A %d blogueros les gusta esto: